Bienvenido a las Cuevas Aljatib

Érase una vez en la Hoya de Baza un inmenso lago azul, donde pastaban mamuts y rinocerontes bajo la atenta vigilancia del primer hombre europeo, cuyos restos se pueden admirar hoy en el museo del cercano pueblo de Orce.

Hasta hace cuarenta años, en esta parte salvaje, bella y olvidada de la provincia de Granada, se encontraban diseminadas pequeñas aldeas trogloditas a orillas de las cárcavas que se formaron al secarse el viejo lago.

Hoy le damos la bienvenida a una de estas aldeas donde antaño se refugiaron sucesivamente moriscos, mineros del yeso, y humildes campesinos. Les ofrecemos un magnífico e irrepetible viaje a las profundidades del tiempo, en unas preciosas moradas, testimonio de una forma de vida única, adecentadas con todas las comodidades del siglo 21.

Acurrucado en esta tierra insólita, disfrutará de una de sus más dulces estancias en España, del calor y la suavidad de nuestro Hammam, de nuestros manjares arábigo-andalusíes, inmerso en la paz y el enbrujo de unas noches andaluzas de ensueño..

Opiniones